Joan Jett y Van Morrison, otro sueño hecho realidad